¿Existe una forma más triste de vivir el fútbol que quejándose y reclamando por absolutamente todo? Sí, señores. Guillermo Barros Schelotto evolucionó en su materia favorita: el llanto. Fiel a su estilo, el Mellizo sigue recordando la final perdida ante River en Mendoza. Y claro, (la espina) todavía la tiene adentro. Es por eso que ni saliendo campeón del torneo local puede parar de reclamar cosas insólitas.

Este sábado, ante Huracán y con su equipo ya consagrado en la Superliga, el técnico de Boca salió disparado hacia Fernando Rapallini (cuarto árbitro en la final con River y juez principal del encuentro frente al Globo) y le dijo: “Yo no me olvido que jugaron para River, no para la ley”.

Absurdo y sin fundamentos por donde se lo mire, Guillermo continúa quejándose por el penal (bien sancionado por Loustau) de Edwin Cardona a Nacho Fernández. No para un segundo, y a las pruebas nos remitimos.

Hace varias semanas, cuando Real Madrid eliminó a Juventus de la Champions League con un penal inexistente en el último minuto, el Melli fue consultado por Mariano Closs sobre esa situación. Y como siempre, el técnico contestó: “No fue penal, como tampoco el otro”. Y sí, hizo referencia al de la Supercopa. Pero ese sí fue, querido Guillermo.

DEJA TU COMENTARIO
UCC