Rodrigo Javier Yacante fue encontrado culpable del delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego y condenado a la pena de 4 años de cárcel. El hecho sucedió el marzo de 2016.

La Sala Penal de la Cámara de Apelaciones de Concarán llevó a cabo ayer el debate oral en la causa conocida como “Robo al Pago Fácil”, comercio dedicado al cobro de facturas de servicio, ubicado en la calle Presbítero Becerra al 800 de la Villa de Merlo.

El dueño del citado negocio es Sebastián Ramón Barboza, quien denunció ante la instrucción policial que el día, en horas 4 de marzo de 2016del mediodía, un delincuente ingresó al local, efectuó un disparo contra la vidriera y a punta de pistola le exigió que le entregara todo el dinero recaudado.

Barboza le entregó la recaudación del día, y el delincuente escapó a bordo de un automóvil Corsa gris que se encontraba a pocos metros del negocio, estacionado en la calle Comechingones.

En la huída, el ladrón perdió su teléfono celular. Éste elemento y el número de la patente del auto, permitieron individualizarlo y efectuar la posterior detención en la localidad de Santa Rosa del Conlara, lugar donde residía.

RIVOTRIL Y ALCOHOL

Se trataba de Rodrigo Javier Yacante, oriundo de la provincia de Buenos Aires, quien en la declaración indagatoria en el Juzgado de Instrucción Penal reconoció la autoría del hecho, exponiendo que atravesaba una mala situación personal y que había ingerido una pastilla ansiolítica con alcohol, aproximadamente tres horas antes de perpetrar el robo.

Yacante fue procesado por el delito de robo con arma de fuego, previsto en el artículo 166, inciso 2 del Código Penal, debiendo cumplir prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial.

En el día de ayer, compareció a debate oral con sus defensores particulares, Dres. Iván Coria y Olga Allende que plantearon como cuestiones preliminares acompañar el informe psicológico de la perito de parte, Lic. en Psicología Carina Isabel Martínez, y tener en cuenta la inconstitucionalidad del mínimo de la pena fijada en la requisitoria fiscal. Seguidamente, se dispuso la apertura del juicio a prueba, y finalizadas las testimoniales, comenzó la recepción de alegatos.

ALEGATOS

En primer lugar, el Fiscal de Cámara, Dr. Néstor Mario Zudaire, dedujo formal acusación contra Rodrigo Javier Yacante por considerarlo autor penalmente responsable del delito que se le endilga, sosteniendo la requisitoria fiscal venida de primera instancia.

En virtud de lo expuesto, solicitó una condena de 4 años de prisión en caso de que el Tribunal declarara la inconstitucionalidad del mínimo de la pena; de lo contrario, solicitó imponer al encartado el mínimo legal.

Por su parte, la defensa del acusado manifestó que “Yacante es una persona adicta”, y que el día del hecho su defendido estaba bajo los efectos de la droga y del alcohol. “Había tomado 25 comprimidos de Rivotril con whisky”, reveló la Dra. Allende, argumentando que en ese estado de inconsciencia no era posible que comprendiera la juridicidad de sus actos.

Asimismo, afirmó que “el dinero, Yacante no lo tuvo nunca, quedó tirado en el suelo”, requiriendo al Tribunal otorgar al acusado el beneficio de la duda. Luego de deliberar los hechos sometidos a resolución, el Tribunal de Concarán presidido por la Dra. Sandra Elizabeth Piguillem e integrado por los vocales Dres. Mario Alonso y Juan Manuel Saá Zarandón, emitió el veredicto por unanimidad de cuatro años de cárcel para Yacante. (Redacción / Periodico Judicial)

Fuente Infomerlo

DEJA TU COMENTARIO
UCC