El juez federal Sebastián Casanello procesó ayer a ex funcionarios de AYSA y a empresarios que ganaron licitaciones de grandes obras supuestamente direccionadas. Entre los principales procesados se encuentra el ex presidente de Aysa Carlos Ben; el empresario Benito Roggio y el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, según indicaron fuentes judiciales.
Los procesamientos fueron dictados en el marco de la causa en la que se investiga el direccionamiento de las licitaciones para la construcción de la planta potabilizadora “Paraná de las Palmas, en Tigre, y la planta depuradora del “Bicentenario, en Berazategui. El juez consideró que los principales directivos de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos S.A., que es en un 90 por ciento del Estado, fueron los responsables de la maniobra.
Asimismo, consideran que el manejo implicó un fraude contra las arcas del estado y que los empresarios fueron partícipes necesarios de los delitos cometidos. La licitación de la planta Paraná de las palmas fue ganada por una UTE conformada por Odebrecht, Roggio, Supercemento y Cartellone, mientras que la obra del Bicentenario fue ganada por la firma brasileña Camargo Correa, con una UTE con la firma argentina Esuco SA, cuyos directivos están procesados.
En el mismo fallo, el juez Casanello trabó embargos millonarios a los empresarios y llamó a indagatoria al ex ministro De Vido, al ex secretario Baratta, al ex secretario Lòpez y al empresario Jorge “Corcho” Rodriguez, que sería el intermediario en los sobornos quien ya reconoció haber pagado para acceder a contratos de obra pública.

 

Escucha Puntos de Vista con Daniel Falduti, 9 de Mayo de 2018.

 

DEJA TU COMENTARIO
UCC