Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
 
 
 
 
Nacional VIOLENCIA

Atacaron con bombas molotov la sede del diario El Chubut en Trelew

Según informaron desde el medio chubutense, se dio mientras todavía había periodistas trabajando y no hubo heridos "de casualidad".
Filonews.

Por Filonews.

Durante la noche del pasado lunes, un grupo de manifestantes incendió las instalaciones del diario El Chubut, ubicadas en la localidad de Trelew, como síntoma del clima de violencia que se vive en la provincia por la ampliación de la zonificación para minería.

De acuerdo a lo informado por el mismo medio en un artículo publicado en la web, los desconocidos provocaron destrozos y daños materiales en el edificio mientras todavía había periodistas trabajando adentro, entre ellos el director y dueño del periódico, José María Sáez.

El grupo de agresores, informaron, se instaló frente a la redacción de El Chubut y empezaron a arrojar piedras contra las inmediaciones, siguiendo con bombas molotov que provocaron el posterior incendio de algunas partes del edificio.

Luego de darse a conocer este hecho, que según indicó el jefe de redacción Tomás Gutiérrez a La Nación, no finalizó con heridos "de casualidad", el procurador general de Chubut, Jorge Miquelarena, anticipó una investigación para encontrar a los responsables de los desmanes.

Miquelarena endilgó los ataques a "un grupo" de violentos y confirmó que, además de los atentados, se evaluarían delitos como posible "liberación de la zona", compra de voluntades, instigación e intimidación pública. Desde la Procuración se estaría evaluando conformar un equipo de fiscales junto a criminólogos de delitos especiales.

Anoche, el diario El Chubut fue blanco de un ataque ya no solo a la libertad de prensa; fue a los trabajadores, a padres y madres de familia, hijos, gente que a diario realiza una tarea como muchos otros con el fin de llevar el pan a sus hogares. Quienes trabajamos en este diario no pensamos todos de la misma manera y sobre muchos temas, incluso debatimos muchas veces de manera enérgica. Pero, entre las muchas cosas que tenemos en común, está la denodada tarea de realizar nuestro trabajo con dignidad. Somos vecinos con las mismas preocupaciones que el resto de los chubutenses, con los mismos problemas, las mismas dificultades. Y no pensamos todos igual.

Este breve artículo se escribe ya casi entrando al martes 21 entre el humo, los destrozos, la tristeza de ver nuestro espacio, nuestra fuente de trabajo atacada por... difícil definirlo ya sin importar si hay intereses políticos o de otro tenor de por medio. Más de cien familias dependen de este diario. Cabe preguntarse cuántas empresas netamente chubutenses generan esas fuentes de trabajo en la actualidad. Afuera, estoicos, esperan los fieles canillitas para llevar nuestro diario a las calles. Sin miedo y también con la voluntad de realizar su tarea.

En la manifestación que derivó en ataque podría decirse que habría muchos trabajadores, que seguramente no avalan la violencia y la intolerancia. Pero nunca un reclamo popular puede ser contra los trabajadores, las familias. ¿Quién pueden entenderlo? ¿Cómo asumir que la clase trabajadora atente contra fuentes de empleo real?

Esto ya no es minería sí o minería no. Se trata de preservar la democracia, la diversidad de opinión, entender que así no podremos progresar. Ahora vendrán las voces de solidaridad y repudio al ataque. Desde ya muchas gracias. Pero antes deberían preguntarse ¿Cómo llegamos a esto?

CHUBUT
0%

Satisfacción Satisfacción

0%

Esperanza Esperanza

0%

Bronca Bronca

0%

Tristeza Tristeza

0%

Incertidumbre Incertidumbre

0%

Indiferencia Indiferencia

Te puede interesar

Teclas de acceso