Más allá de las razones sentimentales que nos llevarían a afirmar que los mejores amigos del hombre le hacen bien a nuestro corazón, un estudio del Centro Médico Michael E. DeBakey Veterans Administration de Houston comprobó que los perros ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

La investigación, publicada por la revista de la American Heart Association, analizó los efectos que tenía pasear a las mascotas en más de 5200 propietarios de perros adultos, arrojando un resultado sorprendente: el estado físico de aquellos que contaban con un amigo canino era un 54% mejor que el de aquellos que no tenían perro. Otro dato importante del estudio es que la actividad física se incrementaba al adoptar un can.

Los resultados evidenciaron una mejora en los niveles de colesterol y triglicéridos en los paseadores, así como también una disminución en el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

“No es sorprendente que las personas que sacan a pasear a sus perros sean más propensas a alcanzar un nivel recomendado de actividad física que los que no caminan con ellos. Desafortunadamente, una proporción significativa de los dueños no suele pasear regularmente a sus perros”, aclara el paper.

Fuente: Muy Interesante.
Fuente foto: Mundo Perros.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC