Un estudio de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo, Reino Unido, afirma que es buena para la formación de la memoria.

Algo sagrado para muchos parece ser, además de necesario, beneficioso para la salud: la siesta. Así lo afirma un estudio realizado por Michael Craig y Michaela Dewar, investigadores de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo, Reino Unido, que indica que este pequeño descanso “bloquea los mecanismos de nuestro cerebro para olvidar”.

Publicada en Nature Scientific Report, revista de divulgación científica, la investigación sugiere que mediante la siesta se logra reducir el neurotransmisor dopamina y, por lo tanto, facilitar la formación de la memoria. Además, es especial para el aprendizaje, puesto que si se descansa sin caer en el estado de ensueño se memorizan los detalles con mayor facilidad.

“La investigación reciente sugiere que el sistema de memoria fortalece los recuerdos nuevos y débiles al reactivarlos”, explica Craig. “Esto parece especialmente cierto durante el sueño y el reposo silencioso, cuando no estamos ocupados asimilando nueva información sensorial”concluye.

Fuente: Cien Radios.
Fuente foto: El Exprés.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC