Donald Trump ya comunicó su decisión a su par francés, Emmanuel Macron. Reinstalaría sanciones y aplicaría nuevas.

El presidente estadounidense Donald Trump llamó por teléfono en la mañana del martes a su par francés Emmanuel Macron y le comunicó que Estados Unidos se retirará del acuerdo nuclear con Irán, una medida que abre un escenario de enrome incertidumbre sobre el futuro de ese pacto.

El diario The New York Times anticipó la información en base a una fuente que estuvo al tanto de esa conversación entre los jefes de Estado. Así, la decisión de Trump, que será anunciada formalmente a las 2 de la tarde en Washington (las 15 de Argentina), derrumba otro de los grandes pilares del gobierno de Barack Obama. El demócrata había firmado en 2015 el acuerdo para la desnuclearización de Irán con Francia, Rusia, Alemania, China, Gran Bretaña y el gobierno persa.

Trump siempre consideró ese acuerdo como un “desastre” y ya desde la campaña electoral prometió que iba a derogarlo. Argumenta que hay incertidumbre sobre lo que puede hacer Irán más allá de 2025, que el pacto no limita el programa de misiles persa ni tampoco la influencia política de Teherán en otros conflictos regionales.

Si finalmente confirma la decisión, Estados Unidos se prepara para reinstalar todas las sanciones económicas que se habían levantado a Irán como parte del acuerdo y quizás se le adicionen otras penalidades.

Trump hizo caso omiso de las peticiones de Macron y de la canciller alemana Angela Merkel, que viajaron hace pocos días a Washington a intentar convencerlo de que no abandonara el pacto.

Francia y Alemania propusieron dejarlo intacto y sumarle acuerdos adicionales que contemplaran algunos de los pedidos de Estados Unidos. Pero Trump parece no haberlos escuchado, por lo que se estima que su decisión sumará fuerte tensión con Europa. También aumentará la tirantez con China y Rusia, también parte del acuerdo.

La incertidumbre sobre el futuro del pacto es grave, ya que Irán ha dicho que si Estados Unidos se retira lo considerará nulo.

Trump estuvo evaluando salir o no del pacto desde que asumió la presidencia, en enero de 2017, y pospuso varias veces la decisión.

La llegada al gabinete de “halcones” como el secretario de Estado Mike Pompeo y el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, habrían acelerado su resolución.

Fuente: Diario Clarín.

PUBLICA_GRATIS/

 

DEJA TU COMENTARIO
UCC