En la India, según la ONG local Bachpan Bachao Andolan (BBA Save Childhood Movement), cada año se pierden unos 500.000 niños en la segunda región más poblada del mundo después de China.

Esta cifra desorbitada llamó la atención del gobierno indio, que inmediatamente puso en marcha una nueva estrategia para combatir esta problemática, de la mano de la tecnología de la que disponemos hoy en día.

Desde el Ministerio de Desarrollo de la Mujer y el Niño, crearon una base de datos en línea llamada TrackChild en donde se pueden consultar las fotos de todos los menores desaparecidos.

En ese sitio web se pueden consultar a quienes buscan, cuáles han sido encontrados, denunciar nuevos casos y hacer consultas legales.

Este software se encarga de comparar de manera automática las imágenes de los niños desaparecidos con las de quienes llegan a hospitales, orfanatos y otras instituciones del país.

Los resultados fueron realmente increíbles: en tan solo cuatro días, el departamento de policía de Delhi logró ubicar a 2930 niños y reunirlos de nuevo con sus familias durante el pasado mes de abril.

Y esta tecnología fue clave para encontrarlos. “Es casi imposible que alguien, de forma manual, revise las fotografías para ubicar a los niños desaparecidos”, explicó Bhuwan Ribhu, activista de BBA, a medios locales.

Fuente: Intriper.
Fuente Foto: Subdivx, TN.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC