Se trata de una cepa de Staphylococcus epidermidis que genera un compuesto capaz de eliminar las células cancerígenas sin dañar las sanas.

Científicos de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, descubrieron una cepa de Staphylococcus epidermidis, una bacteria presente en la piel, que nos protege frente al melanoma y otros tipos de cánceres cutáneos. El hallazgo, dirigido por Richard Gallo, fue publicado en la revista científica Science Advance.

El experto indicó que se trata de una cepa que presenta una capacidad selectiva para inhibir el crecimiento de algunos cánceres. “Produce un compuesto químico que destruye distintos tipos de células cancerígenas pero que no parece ser tóxico para las células sanas”, detalló.

El compuesto químico en cuestión es denominado 6-HAP (6-N-hidroxiaminopurina) y se ha demostrado eficaz para evitar el desarrollo de cáncer de piel asociado a la exposición a los rayos UV, puesto que dificulta la replicación del ADN, haciendo que las células cancerígenas no puedan proliferar. Simultáneamente, la 6-HAP es 100% segura para las células sanas.

“Hay una evidencia cada vez mayor de que el microbioma de la piel es un elemento muy importante de la salud humana. De hecho, en un trabajo previo ya habíamos visto que algunas de las bacterias de nuestra piel producen péptidos antimicrobianos que nos defienden frente algunas bacterias patógenas como S. aureus”, explicó Gallo.

“Parece que S. epidermidis nos añade una capa de protección frente a algunos tipos de cáncer. Necesitamos comprender cómo se produce la 6-HAP, si puede ser utilizada para la prevención del cáncer o si la pérdida de esta molécula aumenta el riesgo de cáncer”, concluyó.

Fuente: Universidad de San Diego, ABC Salud.
Fuente foto: CDC/Segrid McAllister.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC