El doctor supo que el paciente era bombero voluntario y lo trató gratis en agradecimiento a su labor por dar la vida por la gente.

El sargento Pedro Borda, segundo jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Curuzú Cuatiá, Corrientes, asistió al sanatorio San Roque de su ciudad para que le extirpen unas verrugas en la espalda. El médico cirujano que debía encargarse de la operación fue Carlos Defellitto, quien al realizar los trámites de rigor de la obra social, advirtió que su paciente era un servidor público: entonces se negó a cobrarle.

“No sólo operó a mi papá de manera gratuita sin cobrar sus honorarios, sino que hasta se hizo cargo de lo que no cubrió la obra social“, explicó la hija de Borda al diario Río Uruguay.

Cuando los familiares del bombero le consultaron el motivo de su gesto solidario, el profesional les contestó que “le quedaba grande cobrarle a un hombre que arriesga su vida por la sociedad sin pedir nada a cambio”.

Fuente: La Nación.
Fuente Foto: El Diario de Curuzú.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC