El Día del Ahijado y el Nieto conmemora la presencia de estos roles en el núcleo familiar. El Día del Nieto y el Día del Ahijado son celebraciones separadas, independientes una de la otra, pero coinciden en su fecha. Por esta última razón se suelen celebrar como una sola. Se entiende por nieto, el hijo o hija del hijo o hija de una persona. Además, se entiende por ahijado a la persona que desde el bautismo católico tiene una relación íntima con aquellos que se eligen como sus padrinos. Desde el 2008, se celebran estos días con el propósito de resaltar los valores familiares y de crear unión entre abuelos y nietos, y padrinos e ahijados. Estas celebraciones ocurren en el segundo domingo de mayo de cada año.

DEJA TU COMENTARIO
UCC