Home / Lo que Sentimos / ¿Un Mundial Sin Argentina?

¿Un Mundial Sin Argentina?

Los argentinos padecemos del exitismo permanente, no podemos estar segundos o quedar al borde de las instancias finales y eso hace que nuestro inconsciente colectivo haga desbordar a los fanáticos, quienes llegar a pagar cifras exorbitantes de una entrada a un partido de futbol y donde dos selecciones lo disputan durante 90´y nada más que eso, pero el clima previo que le ponen los aficionados, la prensa y las redes sociales, hacen que el espectáculo tome dimensiones extraordinarias y que puedas llegar a estar en un lugar donde se jueguen hasta la última ficha para clasificar a un mundial de futbol.

Todo el proceso que se lleva en la mente de los hinchas, antes, durante y después de un encuentro deportivo, crea una adrenalina muy particular, a la hora de pensar donde podremos ver el partido, que tipo de cábalas tenemos de sentarnos frente al televisor de una manera determinada, con la misma ropa del encuentro anterior, donde nadie se puede cambiar de lugar o simplemente verlo por la pantalla de la tele y escucharlo por la radio y de esa manera creas un clima más futbolero y donde no puede volar ni una mosca.

No todos lo tomamos con tanta pasión, por distintas circunstancias de nuestras obligaciones diarias, antes cuando éramos más jóvenes, hasta falta vamos al cole, al laburo, pedíamos permiso y quien sabe cuántas cosas más, por no perdernos el partido de nuestra celeste y blanca, pero ahora que la misma globalización , nos han metido un chip en nuestro cerebro del consumismo desmesurado, como que si no lo veo, no juegan y también tenemos que llenarnos de información maliciosa, que siempre hay que ganar a cualquier precio y si en el supuesto caso de quedar fuera de una competencia mundialista, nuestro país es un verdadero fracaso y eso permite que el resto de los personajes que se suben a la carroza del triunfo o la derrota, puedan tener el vía libre para manipular entradas de favor y venderlas a los hinchas que sabiendo que los están estafando igual se las compran.

Estas mafias que rodean nuestro futbol, solo hace que se sigan enriqueciendo los presidentes de los clubes, los dirigentes, los intermediarios y a la larga los resultados deportivos, se ven reflejados en los malos resultados de todas las categorías de nuestras selecciones juveniles y la onda expansiva también llego hasta la selección mayor, porque se priorizan los negocios internos y la cantidad exorbitante de millones de euros que valen los jugadores y que si en caso de lesionarse, la deuda se multiplica de manera aberrante y todos salen perdiendo.

Nada está perdido en estas instancia de eliminatorias, pero hay que aclaran una cosa, la dirigencia de la Afa deambula por una nebulosa muy espesa y que cada día que pasa se va poniendo más oscura, si desde adentro no se deja de pensar en enriquecerse a costilla de los hinchas y dirigentes que siguen apostando por estos personajes y más las instituciones del interior que se ven invadidas por estas políticas que no le hacen bien al futbol, es solo un juego y no una guerra para ver quien saca más rédito que el otro.

Por Hector Orozco

 

DEJA TU COMENTARIO

DESTACADO

Feliz día de los abogados

Es frecuente confundir el termino Doctor con abogado, es creo que la persona que obtiene …