Superclásico: el desafío de la seguridad es que haya paz también en la ciudad y en la playa

Habrá 1.400 personas afectadas al operativo, entre policías bonaerenses, marplatenses y trabajadores de seguridad privada. Las barras serán controladas en su traslado.

 El primer Superclásico de 2017 tendrá un amplio operativo de seguridad que contará con 1.100 efectivos policiales, más 150 de seguridad privada y otros 150 policías de Mar del Plata que estarán dedicados especialmente a utilizar el sistema Tribuna Segura en los ingresos al estadio. Esta es la iniciativa del Ministerio de Seguridad para identificar a cada concurrente al estadio. Por eso, todos los que vayan esta noche al José María Minella deberán llevar su documento nacional de identidad.
Por primera vez, la APreViDe fue sumada al Operativo Sol, el programa de seguridad que abarca 42 localidades bonaerenses. “Más allá de lo que pase en el estadio a la hora del partido, nosotros tenemos el objetivo de controlar que no existan incidentes durante la jornada de este sábado en la ciudad y en las playas”, le dijo Juan Manuel Lugones, titular de APreViDe, a Clarín. En el organismo de prevención de violencia en espectáculos deportivos entienden que tienen controladas a las barras bravas y que el ojo hay que ponerlo también en el resto.

“Que el turista que está descansando y que nada tiene que ver con el fútbol pueda estar tranquilo es nuestra idea. Más allá de las barras, que serán controladas en todo el traslado, habrá mucho movimiento de peñas, filiales y agrupaciones tanto de River como de Boca que también podrían ser foco de conflictos”, explicó Lugones. Y agregó que “habrá rigurosidad con los trapitos y la fuente de financiamiento de los barras, como los puestitos de comidas”.

La parcialidad de River ocupará la Tribuna Norte y la de Boca irá a la Sur. Que sea en paz.

DEJA TU COMENTARIO