Norcorea confirmó el lanzamiento de un nuevo misil capaz de alcanzar todo Estados Unidos

El proyectil fue disparado en modo de prueba durante la madrugada del miércoles, alcanzó una altura récord y cayó frente a Japón. Kim Jong-un presenció el acto.

 En un anuncio que puede tener dramáticas consecuencias en la escalada de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos, el régimen norcoreano anunció oficialmente esta madrugada que el misil que lanzó ayer recorrió los kilómetros suficientes como para alcanzar el territorio estadounidense, incluso ciudades como Nueva York, Washington y Boston, en la costa Este.

En realidad, podría impactar en casi cualquier parte del mundo.

Norcorea confirmó el lanzamiento de un nuevo misil capaz de alcanzar todo Estados Unidos

Surcoreanos ven un reportaje televisivo en vivo que muestra el anuncio especial de Corea del Norte de que ha probado con éxito un misil balístico intercontinental (ICBM). EFE/KIM HEE-CHUL

Según dijo esta noche la central de televisión oficial norcoreana (KCNA), el misil Hwasong-15, lanzado ayer por orden del líder Kim Jong Un, voló unos 950 kilómetros (590 millas), lo que significa que es un artefacto con capacidad nuclear mucho más poderoso que los disparados anteriormente.

“El ICBM Hwasong-15 es misil balístico intercontinental con una ojiva pesada de gran tamaño que es capaz de golpear todo el territorio continental de Estados Unidos”, dijo KCNA.

El misil estuvo unos 53 minutos en el aire y alcanzó una altura récord de 4.500 kilómetros antes de caer en el agua a 210 kilómetros de Japón.

La última prueba de Pyongyang había sido en septiembre con un Hwasong-14 de menor alcance. “Este misil (por el de ayer) es mucho más avanzado tecnológicamente que el anterior. Esto significa que el desarrollo de nuestros misiles ha sido completado”, dijo la cadena oficial norcoreana.

El experto estadounidense David Wrigth explicó a The Washington Post que la elevada trayectoria del misil sugiere que Pyongyang podría tener la tecnología para lanzar un proyectil a más de 13.000 kilómetros, lo que coloca a todas las ciudades estadounidenses a su alcance.

El lanzamiento muestra que Corea del Norte puede golpear en “cualquier lugar del mundo”, advirtió el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis. Y que Pyongyang está “en un esfuerzo continuo de construir una amenaza, un misil balístico que amenace la paz mundial, la paz regional y ciertamente a los Estados Unidos”, advirtió.

Trump, junto con Corea del Sur y el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenaron ayer el ensayo: “Vamos a encargarnos de eso”, dijo el presidente estadounidense a los periodistas en la Casa Blanca y agregó que era una “situación que vamos a manejar”.

Luego tuiteó que los legisladores demócratas deberían unirse a los republicanos para aprobar medias que ayuden a financiar a las Fuerzas Armadas. “Después del lanzamiento del misil norcoreano, es más importante que nunca financiar a nuestro gobierno y a los militares”, escribió.

Kim continúa subiendo el nivel de los desafíos y hace oídos sordos a las amenazas de Trump y a las sanciones económicas internacionales.

En la Asamblea de las Naciones Unidas, en septiembre, el estadounidense había dicho: “No se puede aceptar que esta banda de criminales se arme con misiles nucleares. Tenemos una gran paciencia, pero si nos vemos obligados a defendernos a nosotros o a nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente Corea del Norte. Ya es hora de que se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro. El ´hombre cohete’ (por Kim) está en misión suicida consigo mismo”.

Pero Kim parece no tener miedo a nada y la tensión escala.

DEJA TU COMENTARIO