Merecemos vivir en una sociedad mejor y alcanzar la Paz

Vivimos en una sociedad “agrietada”, una sociedad convulsionada, en una sociedad enfrentada, en una sociedad donde gana la violencia y la intolerancia.-

Merecemos vivir en una sociedad mejor y para ello es necesaria la paz.

Paz en la familia, paz en las escuelas, paz en la política, paz en el trabajo, en fin paz en toda la sociedad.

Comparto con ustedes:

CLAVES PARA LA PAZ.-

 

Los valores humanos son aquellos atributos y cualidades que se encuentran en el propio corazón de la humanidad y representan la más alta expresión del espíritu humano. Son innatas a todas las personas y forman parte de nuestra naturaleza más profunda.-

Son varias las claves para lograr una sociedad mejor, aquí comparto con ustedes algunas de ellas:

 

AMABILIDAD Y COOPÉRACION:  las relaciones humanas deberían caracterizarse por la amabilidad y la cooperación, no por la competencia y los celos.-

 

GENEROSIDAD Y COMPARTIR:  estas son reacciones naturales hacia quienes queremos, empezando por los miembros de nuestra propia familia, esta cualidad aumenta y se expande junto con la conciencia de que la verdadera prosperidad es el resultado de dar, no de acaparar.-

 

SERVIR A LA SOCIEDAD: ayudar a quienes lo necesitan es una tendencia natural de los seres humanos, lo que nos da una gran satisfacción personal a quienes se embarcan en actividades altruistas.-

 

ENTUSIASMO: es la vida misma.-El entusiasmo sin límites, natural en todos los niños, no debería perderse cuando maduramos y envejecemos, la alegría y el entusiasmo deben ser apoyados y nutridos como la vida misma. Desalentar el entusiasmo es un acto de violencia que equivale a asfixiar la vida.-

 

INTEGRIDAD, HONESTIDAD Y SINCERIDAD: no hay tradición espiritual que no recomiende estos tres principios. Estas cualidades son universalmente consideradas como virtudes que forman los cimientos del orden y de la justicia social.-

 

PAZ Y SATISFACCION: estos son los distintivos del espíritu humano, son nuestra propia naturaleza y deben ser nutridos y alentados.

 

La PAZ dentro del individuo se manifiesta finalmente como PAZ en la FAMILIA, en la COMUNIDAD y en el  MUNDO. Esta satisfacción crece naturalmente a partir de que tomamos conciencia de todos los dones  que nos concedió la naturaleza, cualquiera sea nuestra condición o situación.-

 

 

Alcancemos LA PAZ A TRAVES DEL SERVICIO.

 

DANIEL FALDUTI

DEJA TU COMENTARIO