Cuando falta un mes para el inicio de la siembra de trigo del ciclo 2018/2019, las lluvias del último fin de semana, que dejaron en líneas generales entre 20 y 50 mm en varias regiones del centro norte bonaerense, La Pampa, Córdoba y Santa Fe, sirvieron para que los suelos vayan recuperando humedad.

En algunos casos hubo registros cercanos a 100 milímetros.

A diferencia de lo que ocurrió con las precipitaciones de hace diez días, que cubrieron pocas zonas, las últimas tuvieron una mejor cobertura. Si bien no significa que la sequía se haya cortado, generan mejores perspectivas para la nueva campaña de trigo. Vale recordar que entre enero y marzo pasado se registraron, en promedio, lluvias 150 mm menos de lo normal, con caso donde el faltante fue de 300 mm.

Entre otras zonas, los productores informaron 90 mm en Venado Tuerto, 100 mm en Ameghino, entre 35 y 45 mm en Tapalqué, 72 mm en Saladillo, 36 mm en Oncativo, 45 mm en Junín, 30 mm en Bragado, 38 mm en Chivilcoy, 70 mm en Carlos Tejedor, 75 mm en Corral de Bustos, 85 mm en General Pinto, 22 en Pergamino y 37 mm en Arequito, entre otros lugares.

Fuente: La Nación Campo

DEJA TU COMENTARIO
UCC