Los vicios

Nunca sabemos hasta donde pueden ser nocivos los vicios que vamos adquiriendo a medida que comenzamos a dar nuestros primeros pasos fuera de nuestra casa y menos todavía, conocer si son buenos o malos, porque como dice el termino es algo que nos invade, que nos tiene como atados a muchos actos de nuestro diario vivir y en especial cuando esa adición se torna placentera, ni nos damos cuenta de que si nos está haciendo mal o no.

Todo se inicia por poca información que contamos o queremos contar hacia un tema determinado, porque cuando uno empieza a fumar a edad muy precoz, no sabe si está haciendo lo correcto, o le está faltando el respeto a sus padres y lo hace siempre a escondidas, fuera del colegio, en una esquina, en la plaza, etc. Pero no nos damos cuenta que siempre el olor queda en la ropa, en las manos, en la boca y que cuando se acerque algún mayor se va a dar cuenta enseguida.

Hay otros vicios como el alcohol, las drogas, el juego, que a cada uno de nosotros no tomamos conciencia de los graves daños que nos hacen, porque cada uno de nosotros, que a la edad donde estamos más vulnerables a que nos ocurra algo y que por no quedar al margen de un grupo de amigos o simplemente hacerles creer, que vos estas en condiciones de hacer  lo mismo que ellos, pero que en la realidad, nunca podes llegar a igualar a las personas que ya tienen un camino recorrido y una experiencia de vida muy similar a tu vida diaria.

No todos estamos preparados para manejar este tema tan embromado tanto en hombres y mujeres, que no pueden vencer este flagelo, que a más de uno le termina arruinando la vida por completo, porque al no tener la contención de una familia bien constituida, que por lo menos se logran resaltar los valores básicos de la vida y así de esa manera poder tener un antídoto para frenar y no dejar que aquellos que no quieres la felicidad de prójimo, terminen arruinando la vida de muchas personas que no pueden luchar , no los dejan o simplemente se ven abatidos por el sistema que impera en su lugar de residencia.

Los vicios los tenemos todos, hay casos donde no nos podemos dar cuenta que tipo de daño nos están haciendo, porque no se pueden apreciar a primera vista, todo se manifiesta cuando uno tiene que empezar a vivir la vida y los patrones de juego los tiene un poco desvariados y no sabe diferenciar lo bueno de lo malo, y menos todavía no se sabe dar cuenta que las cosas cada vez se están poniendo más embromados y nuestra cabeza esta puesta en el diario vivir y que no te falte nada, pero para seguir con ese vicio que te ha dejado casi solos en la vida.

Nunca es tarde para darse cuenta que estas cosas, no son ni buenas,  ni malas, pero que solo las personas nos tenemos que darnos cuenta que cosas nos convienen hacer y que otras, que en la época de juventud disfrutábamos ahora son una verdadera pesadilla y que si no abrís tu corazón y tu mente, jamás podrás darte cuenta hasta donde podes controlar este problema y cuantas cosas tienes que cambiar para que los vicios no te terminen aniquilando lo más bonito que es la vida.

Por Hector Orozco



DEJA TU COMENTARIO