Home / Lo que Sentimos / Los abuelos nuestro segundos padres y los más mimados

Los abuelos nuestro segundos padres y los más mimados

Claro que los abuelo son nuestros segundos padres y hay que esperar un tiempo para poder dimensionar lo tan amorosos que son, siempre nos brindan su tiempo, nos cuentan parte de su vida, sus cosas lindas, sus vivencias, sus penas, sus hazañas y es la edad de mayor plenitud de los seres humanos, a pesar que cada época tiene sus cosas y momentos, pero lo que no podemos olvidar es esa paz que ellos transmiten y que los momentos compartidos con los nonos es impagable.

La vida en su cronología nos brinda la oportunidad de poder crecer y disfrutar de estos seres, que a lo largo de nuestras vidas, nos brindan tanto cariño y que siempre están esperando que uno llegue, primero pasar saber de cómo está creciendo esa persona tan pequeña que lleno al seno familiar y que con el correr de los días y años, empieza a construir un lazo de amor y paz, que nunca se podrá romper, salvo el instante de nuestra muerte, pero quedara grabado a fuego en nuestro corazón, esa unión con los abuelos.

A ellos les confiamos muchos momentos de nuestra vida, a pesar de que papa y mama siempre están con nosotros, pero sea mujer u hombre, los momentos íntimos, no los contamos a cualquiera y a ese ser, que peina canas, que se sienta a charlar, a leer, que por lo general tiene como se dice todo el tiempo del mundo, le confiamos nuestras emociones, nuestros sueños y nos atrevemos a confiar grandes secretos que solo ellos saben.

Las cosas que los abuelos hacen por nosotros superan a las que nuestros padres pueden hacer, no solo en las malcrea duras que uno puede llegar a tener, sino que la contención en momentos difíciles, como lo es la adolescencia, que nos creemos dueños del mundo y que por suerte para nosotros solo sabemos que tenemos que seguir aprendiendo de los mayores y copiar o imitar las cosas buenas de la vida, las que nos pueda permitir crecer y desarrollarnos como buenas personas y valorar a estas personas que siempre nos van ayudar y apañar de por vida.

Jamás podemos dejar de lado el afecto que ellos nos brindan, porque se ponen tan tristes como nosotros, cuando nos van las cosas mal o en las situaciones que nos los podemos ir a visitar, ya sea por estudio o por trabajo, pero que ellos siempre se sienten orgullosos de sus nietos, con sus logros de todo tipo, pero destaco que las mayores satisfacciones, salen del amor y el cariño de estos seres tan puros, que les da el paso del tiempo, la tenacidad la paciencia, la calma y otras muchas virtudes que la vida te ofrece.

Creo que con el paso del tiempo lo único que nos damos cuenta cuánto valen los nonos, tatas, yaya, o como se las pueda denominar, es cuando a nosotros nos toca estar en el mismo lugar de ellos, aunque para nosotros nunca nos pase el calendario y que nos creemos que nunca vamos a llegar a que nos digan hola abuelo o abuela, y se nos llenen los ojos de lágrimas, pero no de tristeza sino de alegría de poder disfrutar ese momento tan tierno que nos tiene preparada la vida.

 

DEJA TU COMENTARIO

DESTACADO

¿SOMOS HONESTOS EN LA VIDA Y NOS DA LO MISMO?

Siempre pensamos que siendo personas respetuosas y ubicadas, podemos llegar a concretar nuestros sueños y …