La intimidad de Nahir Galarza en la celda donde está presa

Nahir Galarza (19) sigue detenida por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo (20). El martes, en una audiencia de apelación, rechazaron el pedido de sus abogados de que le concedan la prisión domiciliaria. Mientras permanece en la Comisaría del Menor y la Familia de Gualeguaychú –al menos hasta el 4 de marzo– circularon rumores de algunos pedidos extravagantes de la joven, que buscaría pasarla lo mejor posible.

Nahir no quiere comer la comida de la comisaría y sólo acepta lo que le acerca la mamá. “Se le permitió que la familia le lleve la comida. Yo no tuve inconvenientes, sólo aclaré que llevarle comida no sea una excusa para una visita. La comida se entrega delante de la comisaría, la recibe la policía y después se la llevan a la celda”, explicó el juez de Garantías Guillermo Biré al diario local El Día. Para ver a su hija, los Galarza cumplen el régimen de visitas: los miércoles y sábados, durante dos horas.

Los padres de Nahir, la joven de 19 años que mató a su ex novio de dos balazos, salen del juzgado de Gualeguaychú

Los abogados defensores Víctor Rebossio y Horacio Dargainz contaron la semana pasada que los padres le llevaban algunos alimentos, pero que también le ofrecían a la detenida una dieta racionada. “Es exactamente lo mismo que los funcionarios policiales en la jefatura. Porque se hace una sola comida para todos. Si comen guiso, todos comen guiso. Si comen fideos con papas, todos comen fideos con papas. Y así”, dijo Dargainz. Pero todo indica que ese menú no complace a Nahir.

“No es que come solamente lo que le lleva la mamá. Los padres le llevan la comida, no la pueden ver, y se la dejan Cualquiera de nosotros, en cautiverio, entre comer la comida de la cárcel y si te dejan comida –porque te la pueden dejar una vez requisada– elige lo segundo. Está teniendo, obviamente, la contención familiar como cualquiera se la daría a su hijo”, explicó el manager Jorge Zonzini, vocero contratado por la familia Galarza.

Según lo informado por TN, Nahir también pidió un ventilador. Lo solicitó por las altas temperaturas: para hoy se espera una máxima de 37 grados en Gualeguaychú. También porque vio que tenía un ventilador Rosita, otra detenida que no está en la misma celda, pero es la única mujer que –además de Nahir– permanece en la comisaría, también con prisión preventiva.

Un rumor que circuló –pero que luego fue desmentido por el juez Biré– es que Nahir había solicitado un aire acondicionado. “Cuando yo la visité a ella, en su celda, nada de eso era posible –ni ventilador ni aire acondicionado–. De hecho estuve dentro de la celda y con una sensación térmica de 42 grados”, cuenta Zonzini.

Además, los familiares llevaron un colchón, pero no les permitieron que se lo quede. Nahir no podía dormir porque el colchón era muy finito y la cama es una estructura de cemento.

DEJA TU COMENTARIO