Liberaron a la mujer acusada de matar a su beba

Dionisia Panozo Cejas, de 21 años, fue absuelta por el crimen de su hija Maite, que ocurrió hace 3 años en Merlo. Esta jueves por la tarde se conoció la sentencia tras el juicio que se realizó en Concarán. Al padre de la menor, Pastor Avendaño, lo condenaron a reclusión perpetua.

Panozo Sejas fue encontrada inocente del crimen de su niña de 8 meses, en el final del juicio que se realizó en el Juzgado de Concarán.

La defensa argumentó que la mujer “sufría una grave situación de violencia de género” y que sus condiciones intelectuales y culturales “no le permitieron reaccionar ante lo ocurrido”.

Dionisia, de nacionalidad boliviana al igual que Avendaño, declaró todo lo que ocurrió el 28 de septiembre de 2014 cuando encontró muerta a su beba.

De acuerdo con su testimonio, ese día ella dejó a la menor con su pareja para irse a bañar y cuando regresó, la nena ya no respiraba.

Después, el hombre, denunció la desaparición de su hija, pero al poco tiempo la mujer confesó todos los detalles. La pareja había enterrado el cuerpo de su hija en Carpintería. Ambos quedaron detenidos bajo la sospecha de un asesinato.

La autopsia estableció que la menor tenía marcas de dientes en la parte interior de sus labios, lo que indicó que la asfixiaron, posiblemente “tapándole la nariz y la boca”.

La mujer estuvo dos años detenida en el Servicio Penitenciario de San Luis y en ese tiempo no recibió la visita de ningún familiar. La Secretaría de la Mujer intervino en el caso y logró la excarcelación de la mujer para que esperara el día de juicio en libertad.

Fuente: Elchorrillero

DEJA TU COMENTARIO