La actriz festejó el bautismo de su tercer hijo, en un evento muy íntimo y clásico en su casa salteña.

 En una ceremonia íntima y emotiva, Florencia Peña y Ramiro Ponce de León bautizaron esta semana a su hijo Felipe en la Capilla del Huerto, en Salta.El primer hijo de la pareja, que nació en Buenos Aires el 12 de octubre pasado, fue iniciado en la religión católica en una ceremonia privada que solo contó con la presencia de familiares y amigos.

La actriz relató que para ella la celebración fue “muy emocionante” aunque no es católica. “Fue sobre todo un gesto hacia Nelly, la mamá de Ramiro, que sí lo es y le da mucha importancia al bautismo de Feli”, dijo Peña a la revista Gente.

“El festejo posterior fue en nuestra casa salteña, donde se sumaron todos nuestros amigos y sus hijos de esta provincia, que son muchos. Comimos unas regias empanadas”, contó la actriz. En síntesis, “un día amoroso por donde se lo mire”.

DEJA TU COMENTARIO
UCC