Home / Lo que Sentimos / La Perigrinacion Del Cristo De La Quebrada

La Perigrinacion Del Cristo De La Quebrada

¿Devoción Al Santo o  Compras?

Muchas cosas acontecen un 30 de Abril de cada año, porque es el día previo a la caminata de muchos de promesantes que cubren el trayecto desde la ciudad de San Luis, hasta la localidad de Villa de la Quebrada, varios de los cuales transitan por la bicisenda dispuesta al costado de la ruta que lleva hasta esta linda localidad que todos los años se ve invadida de personas que llegan desde todos los puntos de la geografía nacional.

En muchos años que han pasado miles de promesantes que inician su periplo rumbo a la villa, se preparan de muchas maneras, caminan en grupo, solos, parientes, amigos, familias y en algunos casos se encuentran en algún momento de la caminata y tiran juntos para llegar caminando a manera de promesa, pero en estos tiempos que corremos, hay que evitar que los peregrinos caminen solos, es mejor acompañados, para evitar que le ocurra cualquier contratiempo que después puedas lamentar.

No todos los caminantes tienen una promesa para cumplir, algunos se preparan de manera que a lo largo del camino no les falte abrigo, comida, agua y algo de música para amenizar el trayecto, es lindo si vas con gente linda y divertida, o en su defecto vas con tu familia y lo compartís de otra manera, lo que no veo bien, es que tengas que llevar a los niños pequeños a que tomen demasiado frio y si ellos no tienen que cumplir con ninguna promesa.

Pasa que las familias o las personas que se llegan a Villa de la Quebrada, no todos van con la consigna de ver al santo o de rezar y subir al vía crucis, porque al ser una fiesta pagana más del 50% de la concurrencia aprovecha el viaje para ir al baile o pasa a comprar ropa, artículos electrónicos, bazar, etc que están a la venta en los negocios que se reparten dentro del casco céntrico de la localidad.

Ya los tiempos han cambiado demasiado, los abuelos, padres, venían a la villa de la Quebrada con otro propósito, mas religioso, más de oración y recogimiento espiritual, y luego pasaría a cenar en algún fogón de los machuca por dar un ejemplo, escuchar música folclórica y después volver al hogar con el deber cumplido. Ahora las cosas son distintas, todos andan a mil y en busca de una oferta de zapatos, zapatillas, buzos, y de otros productos que son exhibidos por los distintos mercaderes que se llegan hasta esa localidad para ofrecer sus ofertas y también hacer una pequeña moneda que les permita seguir viviendo.

Ojala este año los peregrinos puedan llegar caminando sin problemas, ni de salud, ni por algún inconveniente de inseguridad, porque de noche los vándalos no se miden a la hora de cometer pillerías y seria muy penoso reportar algún hecho de vandalismo hacia algunas de las familias o personas que llegan caminando hacia la localidad de la fe, suerte a todas las personas que hacen el esfuerzo de poder llegar caminando y a los otros que intentan y no logran el cometido, todo sea por el milagroso santo de la Quebrada.

Por Hector Orozco

DEJA TU COMENTARIO

DESTACADO

Como sentirse inútil después de los 45 años

Hemos visto pasar a muchas personas que conocemos en el viaje diario para ir a …