Fue a un restaurante, le cobraron un plato a casi mil pesos y los escrachó

Los habitantes de Mendoza aseguran que cada vez son más los comercios que se abusan de los precios y se dedican exclusivamente a los turistas; dejando de lado el mercado interno.

De junio a agosto un plato de salmón que costaba $347 pasó a valer $810. Este insólito aumento de los precios tiene para los mendocinos una única explicación: no pretender venderle a los habitantes locales.

Los habitantes de la provincia aseguran que cada vez más los restaurantes se dedican exclusivamente a los turistas y los precios se tornan inaccesibles para ellos ya que aumentan los precios entre un 5% a 8% de forma mensual triplicando la inflación del Indec.

Además de los precios exorbitantes en los restaurantes, en promedio, los vinosaumentaron un 150% en el último año

DEJA TU COMENTARIO