El único detenido por la muerte del adolescente baleado, no quiso declarar

Ni una sola palabra salió de la boca de Maximiliano “Pachi” Campos, este martes en Tribunales. El único detenido por la muerte de Rodrigo Alexander Ponce Barrionuevo, el adolescente de 16 años baleado el domingo en el barrio José Hernández de San Luis, se abstuvo de declarar ante el juez Sebastián Cadelago Filippi.

Campos, de 24 años, está imputado por “homicidio simple” y ayer (martes) fue asistido por el defensor oficial Carlos Salazar. Como no hubo pedido de prórroga de la detención, el juez ahora tiene 48 horas para resolver su situación procesal.


Jorge Giboín, médico forense, rectificó un dato dado por los investigadores: la Policía presumió que la bala fue disparada por detrás del adolescente, entró por la cabeza y salió por la frente. Giboín dijo que el proyectil entró por la frente, del lado izquierdo, y que no hay orificio de salida. El forense extrajo una bala calibre 22 durante la autopsia.

DEJA TU COMENTARIO