Día internacional de la Diabetes

Esta enfermedad está dentro de las incurables a pesar de todas las campañas e investigaciones que se viene realizando a lo largo de los tiempos, porque es muy difícil detectarla a simple vista, pero si uno toma los recaudos adecuados, cuando aparecen los primeros síntomas se torna menos peligrosa, de lo que realmente es, ya que las mujeres son las que más están expuestas ante este flagelo que es la alta cantidad de azúcar en la sangre y esto hace que el organismo no se comporte como corresponde.

Están las personas que sin saber de qué tienen esta enfermedad, no les dan importancia y que con el paso del tiempo entran en un deterioro paulatino, porque se lo va comiendo de a poco, con la perdida de la visión, que a veces no nos hacemos los controles para saber si este especie de cáncer silencioso que al no poderlo detectar a simple vista, sino que el cuerpo te va dando los síntomas de esta enfermedad, que no todas las personas están preparadas para vivir con ella.

Se necesita mucha constancia y ganas de seguir viviendo, porque hay millones de personas que siguen luchando contra esta enfermedad, que aunque uno no lo crea, hasta el momento no le pueden encontrar una cura y esto es muy triste ver a personas de nuestra familia quienes padecen este grave problema y del cual tenemos que aprender a diario, de cómo tenemos que superar este dilema.

La diabetes hace que nuestro cuerpo empiece a perder muchas de las cualidades que debe tener, comienzan los trastornos cerebrovasculares, de la visión, de corazón, inconvenientes renales, problemas en los pies, y muchas cosas que no permiten que las personas puedan vivir en paz y tranquilidad.

Es bueno hacerle una visita al médico, debido a que si es tan bravo vivir con esta enfermedad se nos acorta la vida o más bien se nos hace dificultoso convivir con ella y más cuando nosotros somos tan pasivos cuando se nos detecta un problema de salud, vamos al médico cuando no hay más remedio y en estas enfermedades hay que ganarle la carrera a la diabetes, para poder correrla a la par y que no nos saque más ventaja, que sería la vida.

Siempre es bueno tomarlo con buen humor y conciencia de que en caso de que no te cuides, los deterioros se van a ir acrecentando y nunca lo vamos a poder controlar, lo más aconsejable, hasta en nuestros hijos, que al verlos gorditos y rozagantes, no es que se encuentran en óptimas condiciones, por el contrario, hay que abrir el paraguas, porque es conveniente no creer que sabemos manejar el problema, sino que el problema nos supera a nosotros y cuando menos lo pensamos, se nos van las personas sin poder haber hecho nada por ellos y en otros casos por la dejadez y las pocas ganas de continuar viviendo y haciendo entrar en conciencia a todas las personas, conocidas o no, de que esta enfermedad nos pueden afectar a todos y que nunca avisa, por eso hay que estar atentos a los llamados internos de nuestro organismo y continuar con las campañas de concientizar a las personas de que nunca estamos preparados para sobrellevar estas cruces tan duras y penosas.

Por Hector Orozco

DEJA TU COMENTARIO