Diego Maradona (57) ya pegó el faltazo al casamiento por Civil de su hija Dalma Maradona (30) con Andrés Caldarelli, el pasado viernes 23 de marzo en una ceremonia en un edificio de Vicente López.

Ahora, la gran duda era si llegaría o no desde los Emiratos Árabes para la fiesta que la pareja celebrará hoy en el salón La Herencia en Pilar, desde las 18. Pero todo parece indicar que el Diez no será de la partida. Al menos que haga alguna jugada impensada, de esas con las que nos solía sorprender en su época de futbolista.

Pero esta incertidumbre es una constante desde que Diego anunció en su Instagram -en forma de primicia- el casamiento de su hija. “Estoy muy feliz y orgulloso de contarles que se casa mi hija”, publicó el Diez allá por octubre del año pasado. Aunque los mensajes de Dalma en las redes sociales, durante la tarde de ayer viernes, fueran en el sentido de que su papá estará ausente en este gran momento de su vida.

En un principio, Dalma contó que ella estaba preocupada por la disponibilidad de su papá, pero que él la dejó tranquila.

“La relación con mi papá está bien. Ya se me pasó el enojo después de que publicara la noticia del casamiento sin que nadie lo sepa. Lo llamé hace poco para preguntarle si podía venir en abril por su trabajo y me dijo ‘vos decime la fecha y yo voy'”, dijo a principios de este año.

Pero en aquella nota en Los Ángeles de la mañana (El Trece, a las 10:30) ella también lanzó una frase que traería muchos conflictos: “¡Obvio que Rocío Oliva no viene!”.

Dalma Maradona no invitó a su casamiento a Rocío Oliva y Diego estalló de furia. (Archivo)

Dalma justificó su decisión en la mala relación con la actual pareja de su padre. “Le hice una denuncia, no podría entrar al lugar porque rige una perimetral”, enfatizó. También, ese día descartó de la lista a sus hermanos Diego Junior, Jana Maradona y el pequeño Dieguito Fernando.

La decisión de excluir a Oliva le cayó muy mal a Diego y en consecuencia envió a su abogado Matías Morla a dar un fuerte mensaje: “Diego me dijo que no va al casamiento de Dalma porque no invitó a Rocío”.

“Rocío no va a ir al casamiento de Dalma, yo tampoco”, dijo después Maradona en un audio que se mostró Intrusos (América, a las 13). “Lo único que digo es que mi mujer tiene que estar en el casamiento o yo no voy. No va a ser ni la primera ni la última novia que se case sin la presencia de su padre”, agregó.

“Dalma se lleva de recuerdo la número 10”, publicó Maradona en Facebook durante la visita de su hija a Dubai. (Archivo).

Para evitar los intermediarios y tratar de evitar el escándalo, Dalma viajó a Dubai para invitar formalmente a su padre y resolver el conflicto cara a cara. Ella se instaló en la casa de Diego, que él comparte con Oliva, y en las redes sociales subieron fotos y videos juntos.

En su momento, Dalma y Diego acordaron disfrutar de los días juntos y recién hablar del conflictivo tema en la última noche de forma privada. Finalmente ese día llegó y ambos llegaron a un pacto.

Diego le aseguró que dirá presente en el casamiento y que Oliva no irá. Pero con algunas condiciones. Por un lado, que Jorge Taiana, actual pareja de Claudia Villafañe, tampoco asista. Y, por otro lado, que su confirmación no se haga pública porque la decisión de viajar se la comunicaría a Oliva a último momento.

Por ende, al regresar, Dalma nunca confirmó o negó la presencia de su padre, y él tampoco volvió a referirse al tema. Pero el tiempo pasó, el Civil quedó atrás y llegó el día tan esperado.
Fuente – Diario Clarín
DEJA TU COMENTARIO
UCC