Cáncer de mama: un diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de curación

Este 19 de octubre es el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama. Durante toda la semana, el Ministerio de Salud en conjunto con el Centro Oncológico Integral, brindará charlas sobre la importancia del diagnóstico precoz, en San Francisco, Justo Daract, Villa Mercedes, Merlo y en la ciudad capital.

“El objetivo de la campaña es llegar a la comunidad y transmitir todos los conocimientos que deben tener las mujeres y la sociedad en general sobre la importancia de una detección precoz”, dijo María José Scivetti, directora del Centro Oncológico, quien también explicó que “en los encuentros estarán especialistas que serán los encargados de hablar sobre los mitos de esta enfermedad”.

“El Centro Oncológico cuenta con un equipo interdisciplinario para acompañar a los pacientes. Está compuesto por seis médicos oncólogos, una médica especialista en tratamientos paliativos, una licenciada de kinesiología, psicólogos y asistentes sociales”, detalló Scivetti, y manifestó: “Se realizan 20 quimioterapias diarias y se atienden aproximadamente 100 pacientes por día entre consultas clínicas y la atención de servicios de quimioterapia”.

“La provincia ofrece tratamientos oncológicos y se encuentra en proceso de compra de un acelerador lineal (un dispositivo que se usa para dar radioterapia de haz externo a enfermos con cáncer) para poder brindarles una mejor asistencia”, contó la directora, y remarcó: “Todos los pacientes con o sin mutual pueden contar con las prestación del centro, sin que exista ningún tipo de distinción”.

La directora agregó: “La gente tiene que saber que, si sufre esta enfermedad, puede contar con el centro oncológico, donde los atenderán y podrán realizar el tratamiento correspondiente. También se hacen en Villa Mercedes y en Merlo”, concluyó.

Diego Romero Guiñazú, jefe del Servicio de Oncología, explicó: “El cáncer de mama es por lo general el más frecuente en las mujeres. Es una enfermedad difícil de prevenir ya que intervienen factores ambientales y personales. Por eso la importancia de hacerse los controles correspondientes”.

“Cuándo hacemos un diagnóstico precoz hay muchas posibilidades de curarse, siempre y cuando lo detectemos en los estadios iniciales. Si aparece en estadios avanzados de todas maneras se puede tratar, pero es menos curable”, aclaró Romero Guiñazú, y resaltó que a partir de los 20 años se debe hacer un control periódico de salud que debe incluir un examen de mamas.

En contra del autoexamen

“El autoexamen no se tendría que utilizar porque está demostrado que no ayuda a prevenir el cáncer. No sirve, ya que las mujeres no logran darse cuenta o no pueden llegar a reconocer lesiones internas” remarcó el especialista.

“Muchas veces las pacientes llegan frustradas porque al palparse no se encontraron nada, cuando en realidad algo había”, agregó.
El médico hizo hincapié en que lo que sirve es hacerse un control periódico, ir al ginecólogo y pedir que incluya un examen de palpación, como también realizarse periódicamente una mamografía.

“Las academias de salud recomiendan que, a partir de los 50 y hasta los 70 años, las mujeres deben hacerse como mínimo dos controles al año. Porque en ese lapso las mamografías pueden ayudar a prevenir y mejorar la sobrevida. No obstante, también se recomienda que, a partir de los 40, también se hagan estos controles”, detalló.

El doctor Romero Guiñazú remarcó que las pacientes que tengan antecedentes familiares deben que tener un control especial. “A los 35 años tiene que empezar con los exámenes y también pedir en esos casos una resonancia”.

“El cáncer de mama afecta a una de cada 8 mujeres. Es increíble su frecuencia si pensamos en la cantidad con las que charlamos o saludamos en un día. Una de cada ocho de ellas van a presentar la enfermedad. Y eso, sin distinguir en absoluto clases sociales”, finalizó.

Fuente: ANSL



DEJA TU COMENTARIO