Home / Mundo / Argentinos llegaron alto en un raro concurso de la NASA: “Caca espacial”

Argentinos llegaron alto en un raro concurso de la NASA: “Caca espacial”

Son Charly Karamanian y Alejandro Bollana. Hubo más de 7.000 propuestas.

El desafío olía bien, pese a todo: 30.000 dólares de la Administración Nacional Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA) para que los astronautas dejen los pañales.

Es decir: cómo mejorar el tratamiento de excremento, orina y sangre allá arriba, cuando ocurre una emergencia, no hay baño que valga y pasan días atrapados en esos trajes blancos y ampulosos.

Sin tanta formalidad, la seria NASA lo llamó “El desafío de la caca espacial” (Space Poop Challenge).

Hubo 7.766 propuestas. Y la de 2 argentinos llegó bien alto: fue finalista.

Argentinos llegaron alto en un raro concurso de la NASA: "Caca espacial"

.

La NASA exigía que el sistema recolectara hasta 75 gramos de materia fecal y un litro de orina cada 24 horas, durante 6 días. Además, debía actuar en microgravedad y evitar 2 cosas: 1) que se filtrara oxígeno y 2) que el astronauta tuviera que manipularlo.

Hasta ahora se manejan con pañales para adultos. Y para 8-12 horas funciona bien. Pero en emergencias más prolongadas existen riesgos de salud debido a irritaciones o infecciones.

“No es algo glamoroso, pero sí necesario para la supervivencia“, dijo el astronauta Rick Mastracchio en la presentación del extraño concurso.

Argentinos llegaron alto en un raro concurso de la NASA: "Caca espacial"

El certamen mundial se creó para atender ciertas necesidades espaciales.

La NASA se asoció con la plataforma HeroX y abrieron la convocatoria al mundo.

El contador y emprendedor Charly Karamanian (40 años, porteño pero vecino de Cañuelas, donde vive en una “casa sostenible” que él mismo pensó) vio la oportunidad. Y junto con el diseñador industrial Alejandro Bollana (33, de Avellaneda) pulieron y enviaron su idea.

“Charly tenía la investigación y había abordado un concepto interesante. Y me llamó para darle forma y representarlo visualmente”, le dice Alejandro a Clarín.

El proyecto se llama Sistema de Desechos Humanos Rémora (Remora Human Waste System), porque se fijaron en el comportamiento de esos peces, de la anguila y de la anaconda.

“Nos inspiramos en la naturaleza, que tiene 3,8 millones de años de experiencia”, explica Alejandro. Y así presentaron “un conjunto de tubos de silicona que succionan y permiten a los astronautas hacer sus necesidades dentro del traje espacial, de manera cómoda, limpia, saludable y sin olor: 100% innovación sustentable”.

Los argentinos llegaron al corte final, de 24 participantes. Y en las últimas horas la NASA divulgó quiénes ganaron: el cirujano norteamericano Thatcher Cardon (US$ 15.000), el grupo Space Poop Unification of Doctors (US$ 10.000) y el físico y filósofo escocés Hugo Shelley.

Cómo es el Proyecto Rémora

“El sistema fue pensado para que fuese tan simple de usar como el limpiaparabrisas de un auto“, detallan Alejandro y Charly.

DEJA TU COMENTARIO

DESTACADO

Un policía y un atacante murieron en un tiroteo en el centro de París

Ocurrió en la turística zona de los Campos Eliseos y a tres días de las …