En medio del éxodo cada vez mayor de venezolanos, las Naciones Unidas han comenzado a pedir por primera vez a los demás países de la región que traten a esas personas como refugiados, en vez de migrantes por razones económicas.

En un informe de tres páginas, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) también recomienda que los países que hayan recibido a venezolanos que no los deporten, expulsen o los obliguen a regresar “ante la situación actual de Venezuela”.

En el documento, titulado “Nota de Orientación sobre el Flujo de Venezolanos”, la entidad pide a los países que garanticen la residencia y el derecho al trabajo de los venezolanos, aunque hayan entrado al país ilegalmente o no tengan documentos de identificación.

La orientación parece ser un rechazo a la postura tomada por la vecina Colombia, que ha estado deportando venezolanos y les restringe la entrada al país.

El mes pasado, Migración Colombia comenzó a exigir pasaporte a los venezolanos que llegan al país, aunque ese documento es muy difícil de conseguir en Venezuela. A los venezolanos que han llegado recientemente a Colombia también les han negado el permiso de trabajo, excepto en casos excepcionales.

Esas medidas, dicen las autoridades colombianas, han hecho bajar en 30 por ciento la cantidad de venezolanos que llegan diariamente al país.

La orientación de la ACNUR, publicada este mes, ocurre en momentos que más de un millón de venezolanos han salido de su país en medio de una profunda crisis económica, hiperinflación y escasez de alimentos.

Se cree que más de 600,000 venezolanos han entrado a Colombia en años recientes, pero Perú, Chile, Brasil y Argentina también han recibido una cantidad considerable de refugiados de ese país.

Tradicionalmente, los grupos que cruzan fronteras internacionales debido a la falta de alimentos y agua, o por razones económicas, no son reconocidos como refugiados. Pero la ACNUR sugiere que esa consideración tiene que cambiar en el caso de los venezolanos.

“Aunque las circunstancias y razones individuales para estos movimientos no son las mismas, las consideraciones de protección individual son ahora aparentes para una parte importante de los venezolanos”, concluyó la agencia.

DEJA TU COMENTARIO
UCC