22 de noviembre día de la música

En el año 1594 Santa Cecilia fue nombrada patrona de la música por el Papa Gregorio XIII y, a través de los siglos, su figura ha permanecido venerada por la humanidad con ese padrinazgo.

Su fiesta es el 22 de noviembre, fecha que corresponde con su nacimiento y que ha sido adoptada mundialmente como el Día de la Música y es algo que nadie se puede olvidar, porque quien no se acuerda si con algún tema en especial nos pusimos de novios, o conocimos a alguna persona muy especial, que con el paso de los años nos volvemos a encontrar y a recordar el tiempo de juventud.

La música por si sola es la mejor expresión que tienen las personas para expresar sus sentimientos, dolores, penas, angustias, alegrías y todos los estados que las personas solemos tener a lo largo de nuestras vidas.

Es muy cómico hablar con nuestros hijos y cuando entramos a contar que tipo de música nos gustaba de jóvenes, terminamos concediendo en que varios intérpretes que ellos empiezan a oír, nosotros ya los tenemos registrados en nuestros oídos y ellos no lo pueden creer, es que la música es como la moda, está en permanente cambio y los ciclos de nuestras vidas, siguen los mismos cambios generacionales.

Siempre la moda estuvo ligado a la música, las etapas de la edad media, la vida contemporánea, la década de los años 70 y la aparición de ritmos nuevos y donde los Beatles dejaron un sello importante en los jóvenes de entonces y que a pesar que los años han transcurrido, hoy en día se siguen escuchando , como si hubiese pasado hace unas décadas, no todos en esto de la música lograron quedar en el bronce, pero algunos que ya no están, siguen siendo los mimados del público.

Creo no equivocarme pero las letras de las canciones de ayer, tenían otro contenido, decían algo, daban algún mensaje positivo de las cosas de la vida y por eso son tan recordada y tarareadas por millones de personas que según la edad, tienen sus preferencias, música clásica, rock, melódico, baladas, tangos, etc.

Es tan lindo escuchar música que te transporta en el tiempo, te hace recordar los tiempos de juventud, de los primeros bailes escolares, luego las salidas a las boîtes, boliches, milongas, dan sin, o como se llama según su época, a todos nos tocó salir y escuchar y bailar esas melodías, que nunca se nos van a ir de nuestra mente, menos si desde ese instante conocimos al amor de nuestras vidas, o empezamos a tejer nuestros primeros amores.

Escuchar, sentir, amar y disfrutar la música nos da vida, nos permite estar abiertos a todos esos intérpretes que como nosotros pero desde su lugar para componer, musicalizar e interpretar, les debemos el respeto y la admiración por los que nos dieron y nos darán hasta los últimos días  de nuestras vidas.

Por Hector Orozco



DEJA TU COMENTARIO